viernes, 21 de agosto de 2015

Fases del blanqueo de capitales

El blanqueo de capitales, entendido como la actividad tendente a volver a introducir en el circuito financiero dinero o activos procedentes de actividades de origen delictivo, se acomoda a unas etapas o fases: fase de colocación; fase de encubrimiento y fase de integración. Esta secuencia temporal en el blanqueo de capitales es la que definió el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) y la que mayor predicamento tiene, si bien debe aclararse que aunque se trata de fases más o menos diferenciadas, en ocasiones se solapan y, además, la experiencia práctica ha demostrado que este esquema simple puede complicarse con ramificaciones dentro del sistema financiero y con operaciones sofisticadas de alcance internacional.

1) Fase de colocación. Es la primera etapa del proceso y consiste en la introducción del dinero procedente de actividades delictivas en los circuitos financieros. Se realiza eludiendo las obligaciones de información e identificación, generalmente mediante el fraccionamiento de los importes y su colocación e inversión a través de depósitos bancarios múltiples, oficinas de cambio de moneda, etc. En esta primera fase se trata de introducir en el sistema el dinero procedente de actividades delictivas y hacer desaparecer el rastro original para que se desvincule de su origen. El denominador común siempre es fraccionar los importes y realizar diversas operaciones de bajo importe que puedan soslayar la obligación de declarar.

2) Fase de encubrimiento, estratificación o diversificación. En esta fase se intenta desvincular los ingresos procedentes de la actividad delictiva de su origen, mediante la utilización de diversas operaciones financieras o no financieras. Consiste en el fraccionamiento, acumulación, ocultación, traslado de los importes hacia países con legislaciones menos rigurosas o a cuentas donde el dinero pueda tener una apariencia legal. En esta fase se segregan los productos ilícitos en su origen mediante intrincados mecanismos de sucesión de transacciones financieras (transferencias electrónicas, cheques de viaje, cheques de caja, etc.) a fin de ocultar su origen y transformar los fondos en aparentemente legales, con el objetivo final de ocultar el origen de los fondos, dificultar su control y facilitar el anonimato. En definitiva se trata de realizar movimientos sucesivos de dinero para dificultar seguir la pista y desvincular los fondos de su origen delictivo.

3) Fase de integración. Es la fase final consistente en la reincorporación al sistema financiero de los importes fraudulentos bajo una apariencia legítima y su retorno a su titular pero ya con una apariencia de legalidad.

Existe normativa nacional e internacional que obliga a identificar a clientes y operaciones, vigilar actividades y operaciones sospechosas, efectuar seguimiento y realizar declaraciones a las autoridades, pero todos esos controles no resultan suficientes para evitar el blanqueo de capitales.


Las entidades financieras pueden ser utilizadas en cualquier punto del proceso. Generalmente, la banca minorista es utilizada en la fase de colocación y en la fase final de integración, mientras que la banca de corresponsales es utilizada fundamentalmente en la fase de estratificación, dentro de la denominada «cadena de pagos» entre entidad emisora y entidad receptora de flujos monetarios. Es muy importante la actuación y detección de las actividades fraudulentas y operaciones sospechosas en un primer momento, pues las posibilidades de éxito serán mayores cuando antes se identifiquen.

2 comentarios:

  1. Es indignante, y se sabe. Desde luego podemos criticar a Estados Unidos en lo que sea, pero allí el que la hace la paga. Ya está el tío San para esto.Y por qué?? porque aman su país. Aquí, esto, es el pan nuestro de cada día. Esta cultura de robar, de esta manera esta muy pronunciada en nuestro A.D.N. en nuestra sociedad con la típica Y estúpida frases "" La picaresca Española" Que vergüenza siento como un vecino de este país . Ojala algún día todo esto que es de mafia organizada con corbatas puedan extinguirse y no de rositas, la gente está cansada , no pueden prestar atención por sus vidas tan fatigosas que han provocado, todos los casos de corrupción y de ver que los procesos se lapidan eternamente para poder intentar o salvar con la prescripción a estás personas. Nadie hará nada? Desde luego que ejemplaridad para futuras generaciones.
    Debería de existir una asignatura de honestidad con lo ajeno y otra valores y respeto por lo que no es nuestro, sino que es de todos. No vendría mal estás dos asignaturas... UN SALUDO Y GRACIAS..

    ResponderEliminar
  2. Es indignante, y se sabe. Desde luego podemos criticar a Estados Unidos en lo que sea, pero allí el que la hace la paga. Ya está el tío San para esto.Y por qué?? porque aman su país. Aquí, esto, es el pan nuestro de cada día. Esta cultura de robar, de esta manera esta muy pronunciada en nuestro A.D.N. en nuestra sociedad con la típica Y estúpida frases "" La picaresca Española" Que vergüenza siento como un vecino de este país . Ojala algún día todo esto que es de mafia organizada con corbatas puedan extinguirse y no de rositas, la gente está cansada , no pueden prestar atención por sus vidas tan fatigosas que han provocado, todos los casos de corrupción y de ver que los procesos se lapidan eternamente para poder intentar o salvar con la prescripción a estás personas. Nadie hará nada? Desde luego que ejemplaridad para futuras generaciones.
    Debería de existir una asignatura de honestidad con lo ajeno y otra valores y respeto por lo que no es nuestro, sino que es de todos. No vendría mal estás dos asignaturas... UN SALUDO Y GRACIAS..

    ResponderEliminar