sábado, 30 de enero de 2016

Diferencia entre tasa de actividad y tasa de desempleo

En los medios de comunicación cuando se habla de si ha subido o bajado el paro se barajan términos como tasa de actividad, tasa de ocupación y tasa de desempleo, qué no siempre distinguimos correctamente. Además, cuando se facilitan datos no siempre son coincidentes pues los resultados son distintos según la encuesta sea realizada por el INEM o por el INE. Para comprender esta cuestión debemos repasar algunos conceptos básicos.

En primer lugar debemos aproximarnos al concepto de población activa. Desde un punto de vista económico, dejando aparte a los menores de 16 años que todavía no tienen edad para trabajar, la población se divide en dos grandes grupos: población activa y población inactiva.

La población activa está integrada por personas mayores de 16 años que han decidido trabajar de forma remunerada. Este concepto amplio de población activa acoge a todos los que trabajan y/o quieren trabajar, es decir, tanto ocupados (por cuenta propia o ajena) como desempleados (que buscan activamente trabajo). En este concepto de población activa no se incluye la población inactiva. La población inactiva está integrada por estudiantes, amas de casa, jubilados, pensionistas, personas sin trabajo pero que no lo buscan, etc.

Una vez aclarados los conceptos de población activa e inactiva ya se puede abordar el concepto de tasa de actividad.

La tasa de actividad mide, en porcentaje, la relación entre la población activa (ocupados y parados) y la población total de mayores de 16 años (todos los que están en edad de trabajar aunque no trabajen ni busquen trabajo). La tasa de actividad, por tanto, refleja el porcentaje de población que potencialmente podría trabajar.

Tasa de actividad =
Población activa
x 100
Población en edad de trabajar


La tasa de desempleo, también denominada tasa de paro, es el indicador que relaciona porcentualmente la población desempleada y la población activa. Así pues la tasa de desempleo busca la relación existente entre la población parada o desempleada que busca activamente trabajo y que no lo encuentra respecto al total de la población activa, es decir, la suma de la ocupada (trabajadores por cuenta ajena, autónomos, funcionarios, etc.) y la desempleada (parados que buscan trabajo y desempleados que no buscan trabajo, estudiantes, etc).

Tasa de desempleo =
Población desempleada
x 100
Población activa


De forma paralela a la tasa de desempleo o de paro se puede calcular la tasa de ocupación que es su reverso. La tasa de ocupación es la relación entre población ocupada y población activa.

Tasa de ocupación =
Población ocupada
x 100
Población activa


Pues bien, existen distintas metodologías de cálculo del paro, según se tome como referencia al conjunto de la población activa en edad de trabajar como hace el Instituto Nacional de Estadística (INE) trimestralmente para el cálculo de la Encuesta de Población Activa (EPA), o sólo se tome en consideración los datos de los desempleados inscritos en los servicios públicos de empleo como hace el SEPE (antiguo INEM). Esa es la razón por la que la Encuesta de Población Activa siempre arroja mayores resultados que la tasa de paro registrado, pues esta última no tiene en cuenta la parte de población activa desempleada que no figura en las listas del INEM (porque ha olvidado sellar el paro, porque ha desistido de mantenerse inscrito, etc.).

No hay comentarios:

Publicar un comentario